Pollas gordas

El sexo nos ofrece todo un abanico de posibilidades. Aunque les encanta la sodomía, estos dos chicos prefieren dedicar una buena parte de sus encuentros sexuales a practicarse felaciones a fondo. Sus enormes pollas no se aguantan dentro del calzoncillo y saltan en busca de una boca desprevenida.


Las mamadas dejan de ser preliminares para convertirse en el plato fuerte de este momento de gozo…

8 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *